jueves, 29 de abril de 2010

humana,demasiado humana

desde distancias proximas rozandonos de recuerdos sedosos,mirando a traves de nuestras oscuridades,derribando dioses como en un domino,estamos frente a frente.
una vez mas.
vivos
sangrantes
pidiendo disculpas
despues de.
no importa,mira,ya baje al infierno,ya lami la muerte y sabe a sal,sin nada que perder,humana, te presto una aguja para remendarnos de nuevo.

5 comentarios:

Euge dijo...

Eli... me gusta mucho el texto. ¿Sabés? Con tus escritos me ocurre algo muy especial, porque va más allá del disfrutar por simple placer literario (por decirlo de alguna forma), porque lo que decís y cómo lo decís lo siento, desde adentro, como si algunas veces estuvieras diciendo cosas que yo pienso. Bueno, ¡de una forma más esperanzada quizás! Yo todavía me aferro a la poesía para contrarrestar las profundidades de la tristeza. Este blog es una cálida luz en donde me siento comprendida.

La Maga dijo...

gracias euge,gracias por lo q decis.Sabes q pasa?escribo con las tripas en las manos quizas por eso sientas toda la fuerza visceral q nace en ese momento.gracias!

nahuel dijo...

me sobreencanta la foto que pusiste de banner para el blog y extrañaba tus textos, nada más decirte eso.

V. dijo...

dale que tal vez, resultaria sencillo remendarse, el origen de la tragedia es cuando eres un barquito de papel hecho pedacitos.

andrés dijo...

Es como entregar todo en cada oración, como despeinarse por un respiro... Me gustó...


Parece que eres tan admiradora de Cortazar como yo

Saludos

andrés