jueves, 13 de agosto de 2009


Le gusta fumar en la cama,hay algo en ese desorden blanco que la regocija,que la incentiva a pensar durante horas en hechos pequeños ,esos mismos que la fascinan.Nunca se aburre,casi nunca llora pero se pierde a menudo en calles conocidas.
Las palabras la persiguen,le exigen la eternidad y cuando no las soporta mas ,las abandona en el papel o el monitor,aunque no es lo mismo.
administra su vida de la misma forma en que administra el orden de sus cosas,nunca nada esta en su lugar o solo de a ratos,pero es precisamente esa forma de ver el mundo la que le permite estar en paz y sentir que cada cosa esta donde pertenece o donde quiere estar,no hay grandes misterios ni teorías en esto.
no cree en las casualidades y se aburre muchisimo cuando queda en medio de una conversacion exacta,se asfixia todo se pone negro y su cara se transforma.Quisiera estar lejos de todo,que solo le bastara con respirar y mimetizarse con el mundo.

10 comentarios:

Alejandro Lérida dijo...

Yo también quisiera estar lejos de todo,que solo me bastara con respirar...

Magníficas palabras. Gracias por conmoverme. Ya creía que nadie lo haría hoy. Un abrazo de palabra a palabra, de la tuya a la mía.

Claudia dijo...

Hola Maga!
Cómo me identifico con este post!
Genial como siempre, no veo la hora de que haya un libro tuyo.

Besos!

Belén dijo...

NO te creas, eso de mimetizarse está bien pero como hace ella, a ratos...

Besicos

Irina dijo...

el desorden blanco :) oh sí.

un beso Maga!

Iri.

ro dijo...

Expresás un deseo de desorden ordenador, que me encanta. Ojalá pudiéramos todos vivir y encajar donde fuera,donde cayéramos. Me gustó tu texto. Además tiene como una ideología cortazariana, pero en tu propio estilo. Besos

Xaj dijo...

Volviste, Maga. ¿Adonde te habìas perdido, bailando entre tanta gente, en puntas de pie?

la pulga dijo...

Hay princesa..!!.. muy lindas palabras y muy identificada yo con estas.. jaja..
Besos..!!

Latin Loser dijo...

son todas desordenadas?? ordenen un poco sus piezas! no me pongan excusas de que cada cosa esta donde quiere estar, no dejen la ropa tirada guardenla en el ropero que para esta!

me desahogue...

La Mona Bermúdez dijo...

Apuesto a que los domingos no le gusta bañarse. Tampoco se cambia la ropa ese día. No la imagino en pijamas; sí en joguinetas viejas y remeras de algodón con dibujos simples pero no por ello menos originales. Tal vez disfrute de saborear helado a solas y las pastas le gusten más de lo que imagina..

Saludos Maga!

Acabo de encontar un tesoro entre tus signos.

:)

Mar dijo...

¡Cada cosa está donde le gusta estar!

Eso diré la próxima vez que alguien me critique por mi falta de orden.

Lindo leerte otra vez, Maga.