martes, 9 de septiembre de 2008

promesas sobre el bidet...


"nunca voy a tener novio!" jure y rejure alguna vez siendo niña.Esa entre otras mil promesas y proyectos que deje sin cumplir en la infancia.

y no estuvo nada mal;entre otras cosas prometí que nunca crecería,que aprendería a volar,que construiría con mis hermanas una torre que rozara las nubes...En fin,que pena que no llegue a tiempo,que llego la adolescencia a inaugurar otros tiempos en mi vida.

nadie sabe mejor que yo como me dolió abandonar estas promesas.Y como las extraño.

ayer mientras preparaba la comida recordé cuanto hacia que no vivía mas en la casa donde me crié,donde deje esas promesas,cuanto hacia que no me trepaba a un árbol o que almorzaba con mis hermanas.

tan rápido paso todo?capaz que todavía no crecí...!

14 comentarios:

Christian dijo...

Creo que la promesa del novio no se si esta buena cumplirla. Sos una mina con una vida interior re copada y eso si da compartirlo con alguien. =)

Mar dijo...

Uy, sí. Duele mucho renunciar a los ideales de la infancia.
Y todo pasa tan rápido, que no sabes ni cómo ni cuándo.

Un día de repente, ya tienes novio, no sueñas con tocar las nubes y tienes años sin trepar un árbol.

Y claro, la nostalgia invade. Pero creo que siempre que dejamos algo atrás, hay algo nuevo para compensar.

Un beso, Maga.

Carito dijo...

en algun parte de nuestro ser no crecemos... estoy convencida...
Lo descubrimos cuando nos topamos con un chiquito de 5 años que nos invita a su mundo de fantasías, sintiendo por un momento que ya estuvimos ahí y que esta genial volver cada tanto, pero claro solo serás admitido en ese mundo si un niño te invita...

Saludos y brindo por jugar, por volverse niño cada tanto

La Maga dijo...

que lindas sus palabras!!me dan alas para creer que uno no esta solo cuando piensa ene stas cosas!saludos!!

Latin Loser dijo...

yo tengo una hija y a veces soy mas chico que ella, asi que se puede señorita maga, nunca se crece del todo!!!

Xaj dijo...

Hay que aprender a no crecer, no?...

Che maguita, estoy subiendo tu premio. Gracias por tanto, che.

ABraxo grande.

oyana dijo...

El otro día alguien me preguntó si yo era tú ¿eres la maga?, me dijo. Contesté que qué más quisiera yo que ser maga...
Hoy te encuentro y, evidentemente, no soy tú.
Me ha gustado tu blog.
Un abrazo

Queiles dijo...

El tiempo, el implacable, el que pasó,
Siempre una huella triste nos dejó,
Qué violento cimiento se forjó
Llevaremos sus marcas imborrables.
(Pablo Milanes)

El Profe dijo...

O sea que la promesa de mis hijitas de no crecer nunca y no tener novio ¿Será quebrada en algún momernto?

¡Las voy a seguir disfrutando como un padre egoisto hasta quer eso suceda!

Muy lino lo que escribiste, he pasado varias veces pero sin comentar :D
¡Besotes, Maga!

Señor R dijo...

Y que harías tu sin novio Maga. Te pasarías el día haciendo conjuros de amor para otros? na. La ley de la vida. Todo es cambio, todo es camino, nada es posada bla bla bla :)

La Maga dijo...

profe...lamento decepcionarte pero si,tendras que saber que esas promesas un dia se pierden,pero el primer amor siempre sigue siendo mi papa!!!!!!!!

señor r,hay dias en que pienso que deberia haber sido fiel a esa promesa y otros que no....quien me entiende!!!

Claudia dijo...

yo tambien creo que uno no deja de ser el/la niño/a que fue. Bajo las capas de madurez y actitudes aprendidas sigue vivo ese corazoncito y esos ojos curiosos que nos hacen unicos/as, que nos siguen invitando a soñar...

LOOLA dijo...

La niña que fuiste siempre la llevarás dentro :)

bEsos bRujos!

eduprecidente (con c ) dijo...

Hermoso relato , Freud se equivoco esta el YO, el Super Yo, el Ello, y El Niño que alguna vez fuimos.