martes, 12 de agosto de 2008

familiera yo?


nunca fui familiera eso esta clarisimo.Todavia tengo presente en mi memoria que de chica aun perduraban esas sobremesas largas y las tradiciones de mis abuelos traídas de su Italia natal.

Pero con el tiempo todo fue diluyendose hasta desparecer.

no recuerdo que quisiera estar presente por deseo propio en esas reuniones,sino mas que nada porque "había" que estar presente.

se muy bien que no soy de esas personas que se mueve junto a su familia;y no es que vea a la gente que lo hace como algo malo,pero simplemente no me siento a gusto de ese modo.

digamos que nunca sentí esa necesidad.

Entonces hay días en que por razones ajenas a mi decisión debo cumplir con las sobremesas o con multitudinarias reuniones familiares llena de desconocidos familiares tengo ganas de gritar,levantarme e irme.O mas simple,evitar asistir.

mis parientes de sangre a esta altura,los elijo y reconozcco que elijo a pocos.

si tendré mi propia familia alguna vez,la verdad es que no lo se y tampoco me quita el sueño.No puedo soñar con las cosas a largo plazo,quizá porque mis sueños se limitan como máximo al día de mañana,pero esa es mi pequeña felicidad .

7 comentarios:

Christian dijo...

Mi familia es enorme, sobre todo por la cantidad de primos co-generacionales que tengo. Pero solamente me doy con muy pocos.

A veces pienso en formar una famialia, y creo que poco a poco se esta convirtiendo en una prioridad para mi. Es raro, pero antes no lo era. Y me colgue escribiendo... Besotes.

Latin Loser dijo...

yo tengo bastante familiares, y algunas reuniones las disfruto, sobre todo con algunos tios y primos que son copados. a veces extraño esas sobremesas de domingo en lo de mi abuela...

La Mangosta dijo...

Y está bien, Maga. No te gusta y punto. A Alguno de mis hermanos tampoco le gusta cuando está toooooda la familia que nunca vemos. Entonces, quizá prefiere pasarse por mi casa, ver a la sobrina él solo y evitar las preguntas de esa gente que hace mucho tiempo no ve.
Te mando besos!!

La Mangosta dijo...

Maguita... regalito para vos en mi blog...
Besos, amiga!

Queiles dijo...

Son cierto tostón todas esas reuniones a las que se asiste por inercia.Y muchas veces esa familia resulta ser una perfecta desconocida.Pero, a ver, son gajes de la existencia.Se evtan o se sobrellevan.
Besos

Mar dijo...

Así pasa: No todo mundo se ajusta a los estándares de la convivencia familiar. Aunque eso no signifique precisamente, desapego o falta de interés.

P.D.: También tuve una nonna en lugar de una 'abuelita'. También mi familia materna tiene ascendencia italiana. Je. Me identifiqué.

Claudia dijo...

Yo amo las familias italianas! Me encantan cuando hablan fuerte, todos a la vez, y tenes que gritar para que te escuchen. También me encanta lo afectuosos que son y que así como en un momento de bronca se dicen de todo, al rato ya están riéndose como si no hubiera pasado nada.
Creo que me encanta todo eso porque nunca lo tuve.
Tal vez, si lo hubiera tenido, me pasaría lo que a vos y estaría harta.
Besos amiga! Te quiero!