jueves, 21 de agosto de 2008

cicatrices.

(imagen extraida del blog del Sr.R)


me gustan por varios motivos;primero porque cuentan una historia a veces divertida a veces tragica,pero una historia de vida tienen al fin.Y por eso las considero hermosas.

las cicatrices de una cesarea,las de una caida,las de un accidente...nos recuerdan a gritos que estamos vivos,que sobrevivimos,que seguimos dando peleas.


y despues estan las cicatrices del alma,las que me fascina descubrir en la gente.Muchas veces se hacen visibles a traves de los ojos,pero hay que convenir que estan ultimas son las mas dificiles de descubrir y erradicar.

15 comentarios:

Queiles dijo...

Así es; pues quien no tiene cicatrices no tiene vida para contarla,ni tiene fuego que le acoja en las tardes de invierno.
Besos

Christian dijo...

Me quedé pensando si las cicatrices del alma desaparecen algún día.

Señor R dijo...

Me encanta que uses mis imagenes para ilustrar tus pensamientos.....

Personalmente pienso que las cicatrices no son bonitas, ni tienen nada de atractivo. Siempre son la marca del dolor y del sufrimiento, por eso digo que no son bonitas, no por un criterio estético, si no por lo que representan.

Aqui tenemos otro debato: son hermosas o feas las cosas por lo que simbolizan o solamente hay que tener en cuenta su aspecto mas externo para juzgarlas.

Latin Loser dijo...

me recuerdan que lo que no te mata te hace mas fuerte...

Mordizcos dijo...

es lindo poder verlo de ese modo Maga.
Las cicatrices van contando la historia. de eso no hay duda, marcan para sobrevivir al tiempo.

Belén dijo...

Las cicatrices deben sanar, si no si son malas, pero siempre regeneran, hay que saber tratarlas...

Besicos

LOOLA dijo...

Coincido contigo, a mí también me gustan las cicatrices. Cuando miro las mías me acuerdo de por qué fueron, del tiempo que ha pasado desde entonces, de si he aprendido de mis errores... Yo no quiero que se vayan.

Te sigo.
Besos brujos!

Luisa dijo...

qué casualidad....ayer que mi marido vió o se volvió a percatar de mi cicatriz del muslo, me dijo:Cuando quieras,puedes operarte para quitarla...Y le respondí:No quiero. Me gusta.
Son heridas de guerra. No que sean un orgullo,pero casi.
Sinceramente no pensaba que le molestara o que pensara que a mí sí...Me gustan mis cicatrices,porque cuando las veo o las siento, me vuelven a recordar lo que fui, lo que soy ahora. No solamente hablo de las cicatrices que son visibles...hay otras heridas que no cicatrizan nunca y a veces (sólo a veces) sí quisiera poder borrarlas...pero ésa es otra historia.
Me encantó venir.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que flipada! seguramente porque soy un enamorado de la pintura y no pinto ni para atrás. Por eso tengoi que hacer fotografías, es lo único que no hago escesivamente mal.... (no tengo que utilizar pinceles...)
Saludos

El Dueño de los Cajones dijo...

Mis cicatrices son como el mapa de la autopista de mi vida.

(tatuajes incluídos, claro)


besos!

La Maga dijo...

definitivamente...las cicatrices dicen mucho de nosotros!!! besos a todosss

Claudia dijo...

Amigaaaa!!! Hola!!!! Que lindo lo que escribiste!! y que cierto!!!
Creo que las cicatrices, una vez que dejan de doler, se transforman en un tesoro.
Besos y abrazos!!!

La Mangosta dijo...

Cuánta razón, Maga! Las cicatrices no dejan que olvidemos por qué somos cómo somos...
BEsos!

Mordizcos dijo...

Maguita, dos cosas primero que no logro imaginarte de 23 y nada tiene que ver con las fotos, no se porque.. no puedo.

lo segundo es que leyendo tu perfil, si lo copio y lo pego cualquiera de mis amigas coincidiria en que es mio : )

la mala noticia, es que con los años.. no cambiamos. che tendre alma de maga?

MOIRA dijo...

Las cicatrices nos enseñan más que el dolor que pueden producir..nos llenan de sabiduria y nos dan la oportunidad de curar..de sanar..de pensar..

Un placer revolotear por tu mundo