lunes, 14 de enero de 2008

recuerdos para mi señor parisienn

Los puños rotos de sangre y lágrimas, alguien detiene la música. Se rompieron las cuerdas de tus dedos como antes se rompieron los telones, los escenarios. Mi cuerpo se dobla, diminuto, añorando perderse en las ranuras del sillón entre monedas y pelusa: tiene miedo de ahogarse en las manos que sangran.Pronto, tal vez hoy mismo, mi cuerpo se desdoblará desnudo para manchar de tristeza otras manos, otros puños. Pronto, tal vez mañana, nuevos dedos, cuerdas o renglones quedarán rotos, sangrantes, y mi cuerpo, cerrado sobre sí mismo, escarabajo, quedará listo para perderse nuevamente en jardines o en sillones

7 comentarios:

Germán Ulrich dijo...

Excelente Maga. Qué manera de explicar ciertas cosas con belleza...

La Maga dijo...

gracias ger...no se si merezco tales palabras ,pero me hace bien lo que decis,creo que puedo explicar mejor mis sentimientos dolorosos en vez de los felices...contradictoria yo??

tomás dijo...

Habrán jardines y sillones tendidos para todos los que nos doblamos en cuanto cae el telón. Habrán jardines en las manos cuando las usamos para tapar el llanto en la oscuridad, Maga.

tomás dijo...

Escribirte, Maga, es como una circularidad discursiva.

La Maga dijo...

tomas...supiste dar en el centro exacto de mis sentimientos mas negros,mas ocultos.
lloro poco y en soledad.
Hay demasiados telones. A PESAR DE ESO,ME CREES Q SOY ESPECIALISTA EN SONRISAS?

tomás dijo...

Si te dijera que sí, Maga, ¿me creerías vos?

La Maga dijo...

seguramente que si...